¿QUÉ ES LA DIABETES GESTACIONAL?

01-mayo-2021

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres que nunca antes han padecido esta enfermedad. Aunque, los expertos no saben exactamente qué la causa se tiene varias pistas.

En Guía tu Salud te explicamos todo sobre la diabetes gestacional.

La diabetes gestacional se inicia cuando el cuerpo no puede producir ni utilizar toda la insulina que necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina, la glucosa no puede salir de la sangre y convertirse en energía. El nivel de glucosa sube porque se acumula en la sangre. Esto se llama hiperglucemia.

Esto surge porque la placenta, cuya función es sostener al bebé mientras crece, tiene hormonas que contribuyen al desarrollo del bebé. Pero éstas también bloquean la acción de la insulina en el cuerpo de la madre, a esto se le llama resistencia a la insulina.

Esta resistencia dificulta que el cuerpo de la madre utilice la insulina y en ocasiones, es posible que necesite una cantidad de insulina hasta tres veces más alta.

Este inconveniente, por lo general, suele presentarse a la mitad del embarazo. Los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas del embarazo.

La diabetes gestacional se puede controlar a menudo con una alimentación saludable y ejercicio regular, pero algunas veces la madre también necesitará insulina.

Qué problemas de la diabetes gestacional existen en el embarazo

Si el azúcar de la sangre que no está bien controlado puede llevar a problemas en la madre y su bebé:

Un bebé demasiado grande

La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado y puede causar incomodidades a la madre en los últimos meses del embarazo, pues su tamaño puede originar problemas durante el parto lo que puede hacer que la madre necesite una cesárea para poder dar a luz.

El bebé puede nacer con daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto.

Cesárea

La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea. Cuando el bebé nace por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.

Presión arterial alta (preeclampsia)

Cuando una mujer embarazada presenta presión arterial alta, proteína en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia.

Este es un problema grave que debe ser vigilado muy de cerca por el personal médico que la atiende, pues la presión arterial alta puede causar daños tanto a la madre como a su bebé en gestación como un nacimiento prematuro, convulsiones o accidentes cerebrovasculares en la mujer durante el trabajo de parto.

Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos para la diabetes puede que sufran una baja en su nivel de azúcar en la sangre. El bajo nivel de azúcar en la sangre puede ser mortal si no se atiende rápidamente.

Si la madre no se ha controlado la diabetes durante el embarazo, puede que los niveles de azúcar en la sangre del bebé disminuyan rápidamente después del nacimiento. Los niveles de azúcar del bebé se deberán mantener bajo observación durante varias horas después de su nacimiento.

Dado que el embarazo produce cambios en las necesidades de energía del cuerpo, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar muy rápido. Para evitar esto es necesario que la madre revise sus niveles de azúcar a menudo.

Es importante que si tuviste durante el embarazo diabetes gestacional, después del parto hagas ejercicio y mantengas una alimentación saludable para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2. Estos consejos siempre debes hacerlos bajo supervisión de un profesional en la salud.

FUENTE: CDC.GOV


DIABETES
Visita Apotex MX