¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE LA INSULINA?

28-abr-2021

La insulina es una sustancia que se produce en nuestro cuerpo para ayudarnos a aprovechar la energía proveniente de los alimentos y así ayudarnos a realizar todas nuestras actividades cotidianas, en pocas palabras es la gasolina de nuestro cuerpo.

En Guía tu Salud te contamos todo acerca de ella, cómo funciona, cuántos tipos existen y sus características.

La hormona insulina se produce dentro del páncreas gracias a las células beta. Con cada comida, estas células la liberan para ayudar al cuerpo a utilizar o almacenar la glucosa que obtiene de los alimentos.

En personas con diabetes de tipo 1, el páncreas deja de producir insulina pues ya no hay células beta, y las personas que la padecen necesitan inyecciones de insulina para usar la glucosa de los alimentos.

En el caso de los individuos con diabetes de tipo 2 el cuerpo sigue produciendo la insulina, pero no responde bien a ella. Algunas personas con diabetes de tipo 2 necesitan pastillas para la diabetes o inyecciones de insulina para ayudar al cuerpo a usar la glucosa como fuente de energía.

Tipos de insulina

Hay diferentes tipos de insulina y se agrupan de acuerdo a la forma en que actúan en el cuerpo, es decir, a la duración o tiempo de efecto en nuestra sangre para poder disminuir la glucosa o azúcar en nuestro cuerpo, con lo cual tenemos insulinas de acción rápida, intermedia y prolongada.

Estas mismas insulinas tienen un tiempo de inicio de acción en el cuerpo, un pico máximo cuando alcanzan su mayor efecto hipoglucemiante y un tiempo de duración que puede ir desde 5 minutos hasta 24 horas.

La insulina de acción rápida comienza a surtir efecto 15 minutos después de la inyección, tiene su máximo efecto al cabo de una hora y es eficaz durante dos a cuatro horas.

La insulina regular o de acción breve generalmente llega al flujo sanguíneo 30 minutos después de la inyección, tiene su máximo efecto de dos a tres horas después de la inyección y es eficaz durante aproximadamente tres a seis horas.

La insulina de acción intermedia generalmente llega al flujo sanguíneo aproximadamente dos a cuatro horas después de la inyección, tiene su máximo efecto de cuatro a doce horas después de la inyección y es eficaz durante aproximadamente doce a dieciocho horas.

La insulina de acción prolongada generalmente llega a la sangre varias horas después de la inyección y tiende a mantener bajo el nivel de glucosa durante un periodo de 24 horas.

Características de la insulina

La insulina tiene tres características básicas.

Tiempo de inicio

Es el tiempo que transcurre antes de que la insulina llegue a la sangre y comience a bajar el nivel de glucosa.

El punto pico o de acción máxima:

Es cuando la insulina tiene su máxima potencia con respecto a la reducción de glucosa en la sangre.

Duración

Es el tiempo que la insulina continúa reduciendo el nivel de glucosa.

¿Cuáles son las funciones principales de la insulina?

•          Permitir el paso de glucosa al interior de las células.
•          Estimular el almacenamiento de glucosa en el hígado en forma de glucógeno.
•          Y en definitiva, la función más importante de la insulina es ayudar a que las células utilicen la glucosa para crear energía.
 
Todos los tipos de insulina tienen ingredientes adicionales. Estos impiden que surjan bacterias y ayudan a conservar un equilibrio neutral entre ácidos y bases. Además, las insulinas de acción intermedia y prolongada también contienen ingredientes que prolongan su acción. En casos poco comunes, los aditivos pueden causar una reacción alérgica.

La insulina no puede administrarse por vía oral porqué se destruiría en el tubo digestivo. Así pues, debe administrarse a través de una inyección, habitualmente por vía subcutánea. Recuerda siempre consultar con tu médico cualquier duda, él te dará la orientación adecuada a tu tratamiento y necesidades.

Fuente: solucionesparaladiabetes.com


DIABETES
Visita Apotex MX
Frasco